Monthly Archives: julio 2014

El espectro del Comportamiento

Verónica Ventura para Eto-Blog
© Illustration by Roger Abrantes with drawings from Alice Rasmussen
Lo enigmático de las ciencias del comportamiento es que no se trata de ciencias exactas, en el mismo sentido en que pueden serlo la física o las matemáticas. Como dice Roger Abrantes, es útil pensar en el comportamiento como el espectro de la luz: es tan difícil decir cuando el amarillo se convierte en anaranjado, como cuando un comportamiento se transforma en otro. Es un continuo de cantidad, perceptible a través de su duración, y descriptible solo cuando la cantidad se transforma en calidad.

Leer más

7 razones para una relación humano-animal infeliz

Cuando el vínculo falla
Muchas veces escuchamos la frase “vínculo humano-animal”. La palabra “vínculo” parece implicar que todo es cálido, tierno y positivo. Pero no todas las relaciones de los humanos con los animales de compañía son exitosas. Hay complicaciones, y a veces, las relaciones se vuelven francamente un fracaso. Algunas personas que adquieren una mascota para sí mismos o para un niño, no tienen una capacidad real de vincularse con el animal, porque simplemente no existe la simpatía necesaria para ello. Algunas veces sucede que un humano en particular no logra vincularse con un animal en particular, debido quizás a conflictos en los rasgos de personalidad de ambos, o a necesidades encontradas, lo que crea demasiada tensión y no suficiente amor mutuo. Y por supuesto, a veces existe un fuerte lazo entre una persona y un animal, pero sin embargo la relación no funciona debido a que el animal tiene problemas de comportamiento o necesidades emocionales que el humano no está preparado para manejar.
La veterinaria Mary Stewart en su libro Companion Animal Death sintetiza algunas de las principales razones por las cuales las relaciones humano-animales pueden no ser exitosas.

Leer más

¿Los perros tienen rasgos estables de personalidad?

Generalmente hablamos de que las personas tienen tipos particulares de personalidad, como extroversión/introversión. ¿Es verdad que los perros también tienen personalidades particulares? ¿son fijas o cambian con el tiempo? Un nuevo estudio  llevado a cabo por Jamie Fratkin, de la Universidad de Texas y sus colegas le da un vistazo a esto.
La pregunta es útil en muchos contextos. Los entrenadores de perros guía, perros de trabajo y  perros de servicio, se verían muy beneficiados si pudieran detectar los posibles candidatos cuando son cachorros, de manera de no perder tiempo entrenando a un animal que luego no cumplirá con los requisitos para finalizar el programa. A los refugios e instituciones de rescate les vendría bien saber que los tests que usan para determinar si un perro es adoptable también predecirán su comportamiento en el nuevo hogar.

Leer más

Cuando la ciencia y el entrenamiento canino se encuentran- SPARCS 2014

Fuente original

Los amantes de los perros de todos los ámbitos de la vida están generalmente convencidos de que tienen un sólido entendimiento del comportamiento canino. Desde los cuidadores a los profesionales caninos, la mayoría se siente confiado a la hora de interpretar el comportamiento de los perros y es muy rápido para brindar consejos de manejo o de adiestramiento. Peluqueros, vendedores de mascotas, paseadores, propietarios, entrenadores, con o sin algún tipo de educación formal acerca de los perros, todos tienen sólidas opiniones y creencias acerca del comportamiento y entrenamiento canino. Pero, ¿qué tan válidas son esas creencias? Los propietarios de perros están continuamente inundados con información contradictoria y como consecuencia, recurren generalmente a su propia mezcla de estrategias de entrenamiento y manejo, la mayoría influenciados por programas de Television e ideas populares.  Para empeorar las cosas, hay una gran división entre los profesionales caninos. Existe una separación abismal entre los entrenadores tradicionales y los positivistas en cuanto a los principios del adiestramiento y a la interpretación básica del comportamiento canino. Tanto así, que en ambos campos generalmente se evita por completo la discusión de ciertos temas de discordia y se terminan apegando a sus propios círculos de personas que piensan parecido.

Leer más

El sorprendente método de búsqueda de comida de las hormigas

El modo en que las hormigas buscan alimento se asemeja a la manera en que los humanos navegamos por la web, sugiere estudio.

Las hormigas son capaces de complejas estrategias de resolución de problemas que podrían aplicarse ampliamente como técnicas de optimización. Una hormiga individual busca alimento caminando de forma caótica, mientras que la búsqueda colectiva de comida se hace de forma ordenada, según revela un estudio matemático publicado en “Proceedings of the National Academy of Sciences”.

Entender este paso del caos a una autoorganización sorprendentemente eficaz podría ayudar a analizar fenómenos similares como la forma en la que los seres humanos navegan por Internet.

“Las hormigas tienen un nido, por lo que necesitan algo así como una estrategia para llevar a casa la comida que encuentran”, argumenta el autor principal Lixiang Li, afiliado al Centro de Seguridad de la Información y el Laboratorio Estatal de Redes y Tecnología de Conmutación de la Universidad de Beijing, en China, y el Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, en Alemania. “Creemos que es un factor en gran parte subestimado hasta ahora, que de hecho determina su comportamiento”, añade en declaraciones citadas por la agencia Europa Press.

El equipo de investigación chino-alemán puso casi todo lo que se sabe acerca de la búsqueda de alimento de las hormigas en las ecuaciones y algoritmos y en sus computadoras.

Los autores asumen que hay tres etapas de los complejos movimientos de búsqueda de alimentos por parte de una colonia de hormigas: En un principio, las exploradoras hacen círculos de una forma aparentemente caótica y, cuando están exhaustas, regresan al nido para comer y descansar. Pero cuando una de ellas encuentra un poco de comida en las inmediaciones de la colonia, lleva una pequeña porción al nido, dejando un rastro del aroma de una sustancia que emana una hormona llamada feromona.

Otras hormigas seguirán ese camino para encontrar la comida y llevar un poco a casa, pero esta orquestación es aún débil porque hay muy poca cantidad de feromona en el camino. Debido a su gran número, las hormigas van de muy diferentes formas a la fuente de alimentación y regresan al nido, dejando otra vez rastros de olor, lo que, a la larga, conduce a una optimización de la ruta.

Como las feromonas se evaporan, el aroma es más fuerte cuanto más corto es el camino, de forma que las demás hormigas siguen el rastro más corto dejando de nuevo marcas de olor, generando un efecto de autorefuerzo de la eficiencia porque las hormigas pierden mucho menos tiempo y energía del que perderían buscando alimento continuamente de forma caótica.

Es importante destacar que los científicos encontraron que la experiencia de las hormigas individuales contribuye a su éxito de alimentación, algo también desatendido en la investigación anterior. Las hormigas más viejas tienen un mejor conocimiento del entorno de los nidos y la búsqueda de alimentos por parte de las hormigas más jóvenes es un proceso de aprendizaje en lugar de una contribución efectiva a la alimentación exploradora, según el estudio.

“Aunque la hormiga sola no es inteligente, los actos colectivos son de una manera que me siento tentado a llamar inteligente”, afirma el coautor Jürgen Kurths, líder de la investigación en el Instituto Postdam para el Cambio Climático. “Las hormigas colectivamente forman una compleja red de alta eficiencia –subraya Kurths–. Y esto es algo que encontramos en muchos sistemas naturales y sociales”.

Así que el modelo matemático desarrollado en el estudio de las hormigas es aplicable no sólo a muy diferentes tipos de animales que comparten la función de regresar al nido, como el albatros, sino que también proporciona una nueva perspectiva sobre los patrones de comportamiento de los seres humanos en áreas tan diversas como la evolución de los servicios web y los sistemas de transporte inteligentes.

Fuente

 

“El Buen Perro” por Eric Brad

Este texto fué extraído y traducido del artículo de Eric Brad, autor de Canine Nation, escrito del 30 de junio de 2014
Fuente

El Buen Perro

Es fascinante ver las expectativas de las personas con respecto a los perros y cómo vivimos con ellos. Muchas familias tienen una visión idealizada de lo que implica vivir con un perro. Tienen preferencias por una raza u otra, basándose en el aspecto físico o la personalidad publicitada por los demás. Quizás quieren un perro como el que vieron en la televisión o en la película que les emocionó tanto. Francamente, esas versiones tan románticas de los perros no nos dan una imagen precisa. ¿Cuando fue la última vez que viste a George Clooney o Sigourney Weaver juntar caca de perro en la pantalla?

Los perros tienen necesidades básicas que van mas allá de la comida, el agua y un lugar donde hacer sus necesidades. Las diferentes razas tienen requerimientos de actividad y estimulación mental variables, así como las tendencias genéticas para realizar ciertos comportamientos.

Leer más