Las mascotas despiertan instintos maternales en las mujeres

Un nuevo estudio ha encontrado que las madres muestran los mismos instintos maternales hacia su perro que hacia su hijo.
Escáneres del cerebro ya habían mostrado previamente que las redes neuronales que intervienen en formar y mantener los vínculos sociales se ven activadas cuando se muestran fotos tanto de niños como de perros.

Los investigadores del Hospital General de Massachusetts se dispusieron a explorar con qué cercanía la relación con un perro reflejaba la de con un hijo. Resultados de 14 mujeres que tenían hijos entre 2 y 10 años y perros mascotas por más de años, reflejaron la importancia de las estructuras que se activaban cuando miraban fotografías de ellos.
Lori Palley, del Centro de Medicina Comparativa, expresó: “las mascotas tiene un lugar especial en la vida y el corazón de muchas personas, y hay evidencia irrefutable de estudios clínicos y de laboratorio de que la interacción con mascotas puede ser beneficiosa para el bienestar físico, social y emocional de las personas”
“Varios estudios previos han encontrado que los niveles de neurohormonas como la oxitocina (la cual está involucrada en los vínculos sociales estrechos y en el apego maternal) aumentan luego de la interacción con las mascotas. Y nuevas tecnologías de imágenes cerebrales nos están ayudando a entender las bases neurobiológicas de esta relación, lo cual es muy emocionante.”
Las imágenes de escáneres por resonancia magnética muestras que las partes del cerebro relacionadas con las emociones, la recompensa, el procesamiento visual y la interacción social recibieron más oxígeno cuando se les mostraba a las personas fotografías de sus hijos o sus mascotas, y menos cuando veían imágenes de otros niños o animales.
La Sustancia Nigra y el Area tegmental ventral (SNI/ATV), región muy importante para la formación de vínculos se vio activada únicamente en respuesta a imágenes del hijo de la participante.
El giro fusiforme, el cual está involucrado en el reconocimiento facial y otras funciones de procesamiento visual, mostró una mayor respuesta frente a imágenes del propio perro que imágenes del hijo, encontró el estudio publicado en la revista de acceso libre PLOS ONE.
El neuropsicólogo clínico Dr Luke Stoeckel dijo: “Aunque este es un estudio pequeño que puede no aplicarse a otros individuos, los resultados sugieren que hay una importante red neuronal común en la formación y mantenimiento de vínculos estrechos que se activa cuando las madres miran tanto las imágenes de sus hijos como de sus perros.”
“También se han observado diferencias en la activación de ciertas regiones que pueden reflejar la varianza en el curso evolutivo y la función de estas relaciones. Por ejemplo, creemos que la gran respuesta del giro fusiforme a las imágenes de los perros de las participantes podría reflejar la creciente dependencia en pistas visuales en lugar de verbales en la comunicación humano-animal”
El profesor asociado en psiquiatría Dr Randy Gollub señaló: “Las similitudes y diferencias en la actividad cerebral reveladas por los escáneres podrían ayudar a general hipótesis para eventualmente proporcionar una explicación para las complejidades subyacentes a las relaciones entre los humanos y los otros animales”

Dejá un comentario